José Antonio Bardasco
 -
recorrepicos.com-
 

  

   MONUMENTO NATURAL DE COVALAGUA 
   
Lora de Valdivia, dentro del Geoparque de las Loras -Unesco-


Por Pomar de Valdivia  (Ruta realizada el 02 de noviembre de 2007)
            De la plaza de Pomar de Valdivia, cuando de la PP-6301 dirección Helecha de Valdivia parte otra  a la derecha a Revilla de Pomar, atravesamos las dos carreteras al NE por la calle que lleva a un cruce a la derecha que no cogemos. Inmediatamente después pasamos por el depósito de agua y en leve ascenso llegamos al cruce que cogeremos a la derecha, al Oeste, Camino de Pomar, dejando la pista que va de frente. Andaremos por la ladera de una pequeña valleja unos 1700 m. en cómodo paseo hasta que al acabar ésta dejaremos el camino que traíamos y que sigue por el monte Ahedo hacia Revelillas. Al mismo tiempo sale un camino bruscamente a la derecha que es el que tomamos y que  lleva en escasos 1500 m. al río y Valle de  Covalagua, donde sigue una pista al Oeste hacia Revilla que no seguimos, sino que vamos por la margen derecha del río, por la ladera Sur de las voladizas plataformas naturales de Las Cuestas para en apenas 400 m. llegar a la altura de un puente de madera y pradera con fila de árboles que a modo de bienvenida nos enlazan  con la Senda de Covalagua SLP-2 que viene de Revilla de Pomar y que seguimos: (a)

Por Revilla de Pomar  (SLP-2 Senda de Covalagua)   (Ruta realizada el 24 de mayo de 2013)
            Dejando la  PP-6301 en Pomar de Valdivia cogemos la carretera que nos sube en 2,3 km. a Revilla de Pomar. Pasamos la iglesia y entramos a la izquierda por una calle con un pequeño parque y bar-mesón. A unos 50 m. a la derecha, acabada una pequeña campa, es donde comienza la ruta, al lado de un panel informativo del Espacio Natural que nos indica  los lugares a visitar en el mismo y la ruta que proponemos hacer hoy.
            Vamos a la izquierda e inmediatamente a la derecha siguiendo las señales de flechas. A escasos 200 m de la salida la pista baja evidente a la izquierda que despreciamos porque hemos de seguir de frente, teniendo cuidado de guiarnos por las señales de flechas. En seguida cogeremos, ahora sí, la senda de la izquierda por pradera. El itinerario a partir de ahora hasta Covalagua será casi siempre por senda, que a veces se difumina pero que no ha lugar a confusiones.
             (a) Llegamos al puente para cruzar el Río Ibia (que da nombre a la zona: La Valdibia), también llamado Río de Covalagua, que seguiremos ya valle arriba, entrando a una pradera donde una hilera de maduros árboles nos van a dar la bienvenida, ensanchándose la senda a modo de pista.
            Pasaremos al lado de una pequeña cascada y poza del Río de Covalagua (antigua zona de baño de los lugareños, llamada La Corredera). Seguimos río arriba y le tendremos que vadear 500 m. más allá: Una pequeña aventura si viene crecido.
            Subiremos a la derecha después, dejando a nuestra izquierda la pequeña laguna artificial, embasamiento del río Ibia, por suelo embarrado (según la época del año), para  llegar a un cruce que indica al refugio y que no cogemos, sino que subimos a la pasarela, donde ya vemos la cascada de Covalagua.
            Cruzamos la pasarela y seguimos el camino que acaba en unos metros al otro lado de la laguna artificial,  presa donde podemos descansar.
Aquí, siguiendo al NE, y atravesando lo que hace unos años estaba cercado para mantener una pequeña reserva de cérvidos, la ruta continúa valle arriba hacia  La Cueva de los Franceses, Pozo de los Lobos y Mirador de Valcabado.

            Nosotros, en esta ocasión  volvemos otra vez por la pasarela y subimos unos escalones hacia un llamativo altar de piedra, donde giraremos a la izquierda para llegar a la altura de la cascada por la que el río Ibia salta tras salir de la Cueva Covalagua. Aquí tenemos un mirador de madera al que subimos por unos pocos peldaños donde vuelve a acabarse la senda y podemos apreciar mejor el paisaje de la cascada.
            Volvemos hacia el altar y seguimos de frente, llegando a un refugio y zona recreativa, con muchas y ostentosas mesas, pradera, barbacoas y fuente, lugar ideal para reposar y merendar, en su caso.
            Seguimos la pista y en seguida llegamos al aparcamiento al lado de la carretera que tomaremos para bajar al pueblo, a no ser que queramos volver por el mismo sitio. Es una solitaria carretera sin tránsito, y se puede ir bien por ella, aunque después de la
segunda curva a la derecha viene una terraza que nos llevaría también  al pueblo, pero que se cierra bastante por la vegetación.
           
En esta bajada desde el aparcamiento tenemos unas vistas espectaculares de la Comarca de Valdivia y de la Montaña Palentina: Al NW, tras el Bernorio, tenemos el Cordal de Fuentes Carrionas y un poco más a la izquierda Sierras de la Peña, El Fraile, El  Brezo y Peña Redonda.
            A la entrada del pueblo encontramos el aparcamiento de LAS LORAS con paneles informativos.

--------------------------------------------------------------------------------

Covalagua-Pozo los Lobos-Mirador de Valcabado-Canto Hito-Cueva de los Franceses
Preciosa ruta lazo por el Monumento natural de Covalagua.

            Partimos del aparcamiento de Covalagua, a escasos 3 km. de Revilla de Pomar y antes de llegar a la Cueva de los Franceses. Seguimos la pista y pasaremos por un refugio y zona recreativa, con muchas y ostentosas mesas, pradera, barbacoas y fuente, lugar ideal para reposar y merendar, en su caso.
            En 700 m. habremos llegado a un
llamativo altar de piedra
(Tiene pinta de ser la torre de un cabrestante de vagonetas para llevar la piedra, como le hay parecido a la entrada de Besande. También está la teoría de que es un templo pagano antiquísimo, preshistórico, lugar telúrico, y el mirador donde vamos a continuar ahora sería la casa del guardián que cuidaba la fuente y el templo).
          Pues de esta torre giraremos a la derecha para tomar unos escalones que nos llevan a la altura de la cascada por la que el río Ibia salta tras salir de la Cueva Covalagua. Aquí tenemos un mirador de madera donde se acaba la senda y podemos apreciar mejor el paisaje de la cascada.
            Volvemos a bajar hacia la pista y a la derecha tomamos una pasarela al lado de la cascada y puente que nos acerca al paraje donde tenemos a la izquierda, bajo nosotros, una pequeña laguna artificial,  presa donde podemos descansar.
            Una señal de flechas nos indica a nuestra derecha, valle arriba,  la senda balizada PR a continuar (Cueva de los Franceses 1 km, etc),  pudiendo atravesar por fin lo que hace unos años era imposible por estar cercado para mantener una pequeña reserva de cérvidos. Siguiendo las señales pronto el camino gira brusco a la derecha zigzagueando por la ladera para acercarnos a los cortados, donde una terraza con pasamanos nos mete al alto del valle.
            Ahora las señales nos dan opción de girar a la izquierda a 400 m. a un mirador o seguir hacia el Cueva de los France
ses, etc. Vamos primero a este mirador para después volver hacia aquí y continuar.
            El mirador, con mesa interpretativa, está al otro lado de la terraza con pasamanos de antes, en el norte del valle. Después de admirar el valle y allá a lo lejos divisar Peña Pico, volvemos por donde hemos venido hasta el cruce anterior o continuar a la siguiente intersección por el Camino de Matacueva. Llegamos al cruce o nudo de la presente ruta lazo donde a la derecha nos indica 0,5 km. a la Cueva de los Franceses (por donde volveremos) o a la izquierda Mirador de Valcabado 2,2 km. Continuamos por la izquierda.
            La traza va a estar ahora perfectamente balizada con grandes mojones de piedra más marcas de PR y cantos a la orilla del sendero. Tramo cómodo viendo ya algún parapeto y enseguida el borde del Monte Ahedo y a su derecha el mirador de Valcabado. A nuestra derecha se divisan las loras burgalesas de la Ulaña y Amaya.
            Mil setecientos m. después del cruce llegamos al borde del páramo, donde una
s señales nos indican o bien ir por la orilla al Mirador de Valcabado (400 m) o bien bajar al hayedo para ir al Pozo de los Lobos (1,6 km). Elegimos  esta última opción bajando por un portillo roquero por medio de unos escalones preparados por el Parque para la ocasión.
            El paseo, también balizado y cómodo por el hayedo de Ahedo va a ser una ‘auténtica pasada’, convirtiéndose en seguida en pista que por terraza pasa cerca de los cercados del Mirador de Valcabado, que no veremos, pero que a buen seguro podremos escuchar voces de admiración de quienes allí se encuentren. Tras 1,5 km. de bosque saldremos a campo abierto, casi tocando los cortados de nuestra derecha y teniendo bajo nosotros la amplia gama de colores que los caseríos y terrenos de Valderredible forman. Unos 250 m. más y llegamos al Pozo de los Lobos. (“... una trampa ancestral utilizada por los habitantes de la Lora de Valdivia para hacer batidas de lobos y evitar
posibles ataques a su ganado.”)
            Subimos 100 m. a la derecha para llegar de nuevo al borde del páramo y aquí enseguida nos acercamos a interpretar una mesa que versa sobre el “Pozo de los Lobos de la lora de Valdivia” que vemos ahora bajo de nosotros.
            Subiremos poco a poco durante 1100 m. siguiendo los grandes mojones de piedra para llegar al impr
esionante Mirador de Valcabado (1224 m), balcón natural donde si tenemos suerte y no hay niebla, además del viento que suele haber en este paraje, podremos tener un panorama espectacular.
 *1

            La vuelta la podemos hacer por la carretera hasta la Cueva de los Franceses (a 1600m) o seguir por el borde del páramo para en 400 m. girar a la izquierda y volver por donde vinimos antes de bajar al hayedo. En este caso vamos a hacer más circular el lazo de la senda y nos dirigiremos al Menhir Canto Hito.
            A partir de ahora y hasta el megalito, a día de hoy, ya no tenemos balizas. Nuestra referencia, encaminados al SE, va a ser la cumbre izquierda de la lora de Peña Amaya. Pronto vemos y nos acercamos hacia el primer parapeto  (Construcciones de piedra en seco para evitar el viento  -algunos, procedentes de la Guerra Civil-). Seguiremos la avenida que forman las muchos “caseritos” (como también se llaman por aquí a los parapetos) por la inmensidad el páramo.
            Este trayecto tiene un piso bastante irregular aunque aparentemente no lo sea, por lo que tendremos cuidado.  Aprovecharemos para pisar por los “lapiaces” (rocas con surcos). Sortearemos y visitaremos alguna de las muchas dolinas (depresiones del terreno) que hay aquí, alguna de encantada formación.
(Estos vocablos geológicos los encontraremos bien explicados en los paneles informativos, mesas interpretativas existentes en este Espacio Natural o en las pantallas de las salas-exposición del Centro de Recepción de Visitantes de la Cueva de los Franceses.)

            Nos hemos ido separando del edificio de la Cueva de los Franceses que vemos, pero tampoco tardaremos en identificar delante de nosotros grandes mojones de piedra, que nos sirven de guía porque llevan de esas instalaciones al menhir. Tampoco dejaremos de interpretar las cumbres que allá a nuestra derecha se van viendo (Fuentes Carrionas sobresaliendo Peña Redonda, Espigüete y Curavacas, más las sierras de Híjar y Cebollera.... A la izquierda habremos perdido ya a Peña Amaya, pero seguimos viendo La Ulaña).
            Así es que más o menos después de 2,5 km. desde el mirador de Valcabado podremos encontrar el menhir de Canto Hito (Monumento megalítico, de 3,25 m de altura y 0.80 m de ancho. Hay estudiosos que sostienen que esta zona de la Lora Palentina es un yacimiento arqueológico importante donde se pueden encontrar otros
monumentos megalíticos aún sin catalogar.)
            A partir de aquí, viendo el tejado del edificio de la Cueva de los Franceses, y camino bien marcado, ya no tendremos pega alguna, pudiendo antes de llegar, desviarnos en diagonal a la derecha para encontrarnos con una sima sin rejar y protegida por una cerca de madera y luego ya, en dirección a las instalaciones espeleológicas, encontrarnos con un redondo muro de piedras que protege una rejada sima (de 8 m. que va a dar a la Sala de los Mártires de la Cueva, lugar donde se encontraron los restos de soldados franceses).
            Una vez en la Cueva de los Franceses, que podremos visitar si procede y se puede, atravesamos la carretera y una senda hitada nos lleva de nuevo al nudo de la presente ruta lazo por donde pasamos al inicio de la excursión y de ahí a la izquierda por terraza y pasamanos del valle, estaremos de nuevo de vuelta en Covalagua, su río y la pista que nos sube al aparcamiento donde comenzamos la ruta.
--------------

 *1 Vistas relevantes desde el Mirador de Valcabado: Más de 40 pueblos de Palencia, Burgos y Cantabria, sobresaliendo Valderredible y las tres isletas o
enclaves de Palencia en Cantabria (Lastrilla,  Cezura y Berzosilla). Se domina por el norte una panorámica de la montaña palentina y de la de Cantabria (desde Peña Corada, en León, hasta los cordales de Peña Redonda, Sierras del Brezo y Sierra de la Peña, Cordales de Fuentes Carrionas, Sierra de la Cebollera y Sierra de Híjar, Sierra del Cordel y Peña Labra, así como de las aledañas al Ebro. Por el sur tenemos el Páramo de la Lora de Valdivia, y más allá las loras burgalesas de La Ulaña, Albacastro y Peña Amaya.

* Ver Variantes turístico-culturales en  ruta de “MONTE BERNORIO-COVALAGUA-CUEVA DE LOS FRANCESES-PARAMO LA LORA DE VALDIVIA -MENHIR CANTO HITO-VALCABADO-POZO DE LOS LOBOS-REVELILLAS

  - Mapas -Topográfico Nacional-: Pomar de Valdivia 134-I      (IGN)


Mapa ruta Covalagua
ruta desde Monte Bernorio


Perfil desde Pomar

Covalagua-Pozo de los Lobos-Mirador Valcabado

Del Mirador de Valcabado al menhir

 
Covalagua agosto 2019


Perfil desde Revilla

 


Ver en Earth

Perfil 
Covalagua-Pozo de los Lobos-Mirador Valcabado

Ver en Earth
  Autor: José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com)
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes