José Antonio Bardasco
-recorrepicos.com-

               Ruta de las Majadas
   Lagos de Covadonga - Ostón (Canal de Culiembro) / Ruta del Cares - Poncebos 

           Las majadas son una especie de pueblos en miniatura, habitados temporalmente (verano-otoño), donde la principal actividad gira en torno a la ganadería (vacas, cabras, ovejas) y a la elaboración de quesos artesanales.
            El Macizo Occidental de Picos de Europa (Cornión) abre en su centro un conjunto lacustre de incomparable belleza. Son los Lagos de Covadonga: el Enol y La Ercina. Desde antiguo se ha desarrollado una intensa actividad humana que ha ido desde el tradicional uso ganadero, con los importantes asentamientos pastoriles, a la explotación, finalizada en los años 70 del siglo pasado, de las minas de Buferrera, hasta el actual flujo de turistas.
            A finales del siglo XIX se encontraron algunos filones metalíferos. Buferrera fue desde entonces y hasta mediados del pasado siglo XX una de las minas más activas de los Picos de Europa. La mina, administrada por los ingleses, presentaba unas condiciones duras de trabajo, sobre todo en los meses de invierno. El mineral extraído  principalmente fue hierro y manganeso. Se llevaba hasta Comeya, donde era lavado. Luego se transportaba hasta Covadonga y de allí en un pequeño tren especial hasta Ribadesella, desde donde se distribuía en barco.
           Partimos del Lago La Ercina (1100 m) en dirección Noreste, directamente por las praderías hasta alcanzar la Majada La Lomba (1185 m), lugar en el que se encuentra la fuente de la Texa (1150 m). Siguiendo en la misma dirección nos encontramos una pista que nos conducirá a la Majada de Belbín (1046 m). En esta majada las cabañas están perfectamente rehabilitadas y en ellas se elabora y madura el queso “Gamonedo” en su variedad de  “Gamoneu del puertu”. [Otra opción, es tomar la pista que sale del aparcamiento y que nos conduce directamente a Belbín, siendo un poco más larga y desde la cual no se puede contemplar la Mina de la Buferrera ni el Lago La Ercina].
         Desde Belbín tomamos dirección norte por una pista abandonada para rodear una marcada loma “Morrera de la Llomba”, por la que a escasos 200 m. giramos en dirección este, adentrándonos en el sendero de largo recorrido GR-203 o “Ruta de la Reconquista” [Cuentan las malas lenguas que por aquí huyeron los árabes derrotados en la Batalla de Covadonga]. En este tramo, el sendero se encuentra plagado de marcas rojas y blancas para evitar perderse con las abundantes  nieblas que suele haber por esta zona.
         Atravesamos la Riega de los Reguerotes, que nos da acceso al Valle La Güelga, por el que ascendemos hasta la Majada de Arnaedo (1270 m.). Seguimos en dirección Noreste para subir al Collado de Sierra Buena (1400 m), máxima altitud del recorrido.
           Descendemos desde el collado, siempre en dirección Noreste, pasando por el Pozo los Texos  (1282 m) [una sima de entrada espectacular pero de escaso interés espeleológico dada su poca profundidad]. Entramos en la Vega Maor (1218 m) y después de un primer grupo de cabañas y tras un cerro que ocupa el centro de la vega, otro pequeño grupo de estas típicas construcciones. Atravesaremos la Vega de los Corros (1218 m) hasta alcanzar un collado por el que accedemos al Valle la Texa y la Majada de Ostón (1020 m). El emplazamiento de este popular poblado de pastores constituye un extraordinario balcón desde el que se obtiene unas buenas vistas de la Garganta del Cares. Si superamos los pocos metros que nos separan de La Peña (1061m), cumbre próxima que se adelanta hacia la garganta, la panorámica es todavía mejor.
            Tomamos la Canal de Culiembro descendiendo vertiginosamente en cortos zigzag y pasando cerca de una gran cueva usada desde antiguo para albergar ganado, “El Posadoiro”. Pasamos primero por una fuente con abrevadero “Fuente Gonzomera” y después a la Majada de Culiembro (250 m). En otro tiempo importante cruce de caminos, allí existió una pequeña ermita, San Julián de Culiembro. Esta ermita o lo que quedaba de ella, terminó por desaparecer durante las obras del Canal del Riesgo, conservándose aún en buen estado una pequeña cabaña a la sombra de unos nogales.
            Giramos a nuestra derecha y entramos en la llamada Garganta Divina. Durante el siglo XX (1916 - 1921) se excavó y construyó la canalización del río Cares, que alimenta la Central Hidroeléctrica de Camarmeña - Poncebos. Lo que se hizo fue abrir la roca caliza para dar acceso a los trabajadores de la obra. En un principio esta senda solamente servía para llevar productos agrícolas entre Caín y Poncebos. Posteriormente, en la década de 1950, se mejoró el camino para garantizar un senderismo sin riesgos.
          Pasamos por debajo de las canales de  TexaSaigu y subimos la cuesta de los Collados para descender hasta Poncebos, donde nos estará esperando el autocar. Si no queremos subir los Collados, justo al inicio de la subida, sale un sendero que desciende en zigzag hacia el río Cares  (Hay que tener cuidado con la caída de piedras).

                    - Mapas-:  Editorial Alpina                         - Ruta realizada el 06.05.2012

Lagos de Covadonga-Culiembro 20-05-2012
Autores: Javier Rodríguez José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com)
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes