José Antonio Bardasco
-
recorrepicos.com-

    ASCENSIÓN AL PICO TIATORDOS
              
(Parque Natural de Redes - desde Pendones)


 
          El altivo Tiatordos es una  espectacular montaña, a veces llamada ‘La Montaña Pefecta’. Su franja cimera, con sus llamativos tajos verticales, así como su destacada situación, es sorprendente. La imponente Forada Aguda (Copa del Tiatordos), pared noroeste, se cuelga sobre la Braña del Oso, teniendo una impresionante vista de Picos y del parque Natural del Ponga, lo que hace que este pico sea de los mejores balcones de Asturias. A pesar de su desnivel ascendente (unos 1200 m.), esta circular de 15 km. de recorrido es una ruta para disfrutar de sus panorámicas, majadas, arroyos, vaguadas y bosques: ruta mágica de fascinante colorido, lugar para grabar en el alma.

            Partimos de Pendones  (760 m), a 14 km del Puerto de Tarna, pueblo rural de la montaña asturiana en el Parque Natural de Redes cuyo  municipio es Campo de  Caso.
            Dejamos el vehículo en el aparcamiento del pueblo y subimos las escaleras a la calle principal. A nuestra derecha seguimos la carretera que sube hacia el valle que tenemos de frente al NE, bajo el pico que tenemos arriba nuestro, y que nos parece inaccesible: El Tiatordos. Vamos a encontrarnos hitos y señales, pero, por si acaso, hay que estar bien atentos pues hay algunos cruces críticos hasta la ‘foz’.
            A los 1100 m. acaba la carretera y aquí hay que tener cuidado de no subir a la izquierda, sino seguir la pista a la derecha para pasar el puente sobre el arroyo Valdefresno. Enseguida viene otro cruce que tomamos a la izquierda, siguiendo el curso del arroyo y dejando la ruta PR AS-65 (Cordal del Ponga).
            Trecientos m. más allá encontramos otro cruce conflictivo. Seguimos a la derecha dejando ya el regato. Vamos subiendo y subiendo, pasando por otras dos bifurcaciones, que tomamos a la izquierda la primera y a la derecha la última, asomándonos antes unos metros a un curioso y cuidado refugio en las Cabañas del Sen de la Vara, que hace de buen mirador a brañas y pastizales.
            Continuamos a la derecha por la ladera, ahora más cómodo, llano y bonito paseo de unos 650 metros, con gran variedad de árboles, pasando por otra majada hasta llegar a la entrada de la Foz del Palombar, donde hemos de estar atentos y dejar la pista que se encara hacia los dominios del Maciédome (1903 m., al SE de Pendones, en el cordal del Ponga). Nosotros entramos a la izquierda, al lado de una roca que dejamos a nuestra diestra y que nos indica la dirección a seguir con una marca de PR, una flecha y una “T”.
            Comenzamos la garganta por el empedrado suelo que forman los regueros, a veces resbaladizo. La subida es pindia, pero se hace bien, ganando altura poco a poco. Vamos a ascender hasta el collado 450 m. de desnivel en 1,5 km. por la canal bajo el vertical farallón rocoso del contrafuerte a nuestra izquierda.
            Cuando se acaba la valleja el camino por el hayedo es más bonito todavía, con la senda más nítida e hitada, hasta llegar a la majada de Pláganu (1301 m), con restos de cabañas y un pilón que le surte la fuente que poco más arriba veremos a la derecha.
            Del bebedero y fuente seguimos la senda a la derecha, no a la izquierda, por entre un helechal. Es algo pindio pero se sube bien, llegando a una collada donde se abren excepcionales vistas. El camino gira a la derecha, norte, y luego al NW, por la ladera rocosa, en dirección a la falda del pico, que ya tenemos de frente.
            Llegamos a una llanada, base de la peña, en un ambiente más roquero. Giramos a la izquierda siguiendo las señales y estamos ya en la vega de la Majada de Tiatordos (1558 m) que recorremos. Al final hay una pequeña hoya a la que no hace falta llegar, sino que encontramos un camino a la derecha que sorprendentemente nos va a llevar hasta el pico.
            Seguimos pues esta senda hitada que interpreta la ascensión por la herbosa ladera, montaña arriba, de 1 km. aproximadamente, salvando un fuerte desnivel de casi 400 m. Llegamos a la cresta, donde nos asomamos a la copa y seguimos a la derecha para en una corta y fácil trepada posarnos en el Tiatordos (1951 m.) y su vértice geodésico. En la cumbre el paisaje es espectacular de montañas y valles. Ya nos hacemos a la idea de por qué se le llama la “montaña perfecta”: Una impresionante vista de Los Picos de Europa (destacamos la Torres Santa María de Enol hasta Peña Santa), el Pico Ten y los Mampodres en línea con el Maciédome, así como otros muchos motes de León y de Asturias. Asomarse al Este, donde se forma la loma de La Copa del Tiatordos, como un enorme socavón, es una experiencia vertiginosamente única. Llama  también la atención el afilado roquedo conocido como la Nariz de Malhome an la cresta SE.

DECENSO:
            Bajamos por donde subimos para dirigirnos hacia el Collado de Los Fitos, que estamos viendo de frente, en la cuerda diagonal de la sierra de los Fitos de Tiatordos, límite de los Parques Naturales del Ponga y de Redes, en dirección a la Peña de la Mogrera ( 1789 m) y su vecino Campigüeños (1704 m).
            Para ello, estando de nuevo en el pastizal de la Majada de Tiatordos, vamos a iniciar el tramo menos evidente de la ruta, pero sin más complicaciones que las que nos queramos buscar. Seguimos las señales de puntos rojos  al NW por entre el tojal, que nos llevan a otro praderío donde puede haber un pequeño lago.
            Subimos el cresterío del Pico de La Copona para bajar por piedra suelta a la Collada de los Fitos (1535 m).
            Nos encontramos a la derecha un vallado y portillera que no cruzamos, sino que buscamos una senda entre los tojos y escobas que sube hacia la siguiente cota. Bordeamos ésta por su derecha para llegar a otra collada donde nos vamos a permitir seguir la cuerda pasando por un portillo que tenemos de frente y por el que va también la senda. Bajamos a una última collada y nos desviamos un poco a la derecha para asomarnos a una balconada hacia el NE, disfrutando de buenas vistas del Ponga hacia los pueblos como Tarañes, del Ayuntamiento de Ponga y allá, a lo lejos, también el mar.
            Ahora comienza otra vez el trazado claro. De aquí, que he dado en llamar, para entenderme, ‘Collada de los Fitos II’ (1560 m), baja una ancha senda desbrozada a la izquierda que nos lleva a las brañas de de Piedrafita con varias cabañas de piedra y techo de losas (llábanas), grandes lajas. (El itinerario puede difuminarse a veces, por lo que no estaría de más llevar la ruta marcada en un GPS.)
            Seguimos la senda pasando por la Fuente de Piedrafita, dando varias revueltas para salvar las  vallinas que forman el reguero de Llábana, que atravesamos, en un paraje virgen e indescriptible de hayas, fresnos, acebos... paseo único, maravilloso.
            Llegamos a la colladina y braña del Chozo de Xuaco, con otra cabaña y fuente. Aquí comienza ya la pista y poco después hemos de tener especial cuidado, porque llegamos al Collado de Xuaco, donde al lado de una edificación sigue a la derecha la pista evidente que baja a la carretera. Aunque también se puede ir por ahí pero teniendo que ir luego casi 1 km. por la AS-17, nosotros hemos de seguir de frente-izquierda por la senda señalizada.
            El paseo por el bosque de hayas es especialmente bonito. Pasaremos por más cabañas cuyos cruces hemos de dejar y seguir de frente para llegar de nuevo a Pendones.
 

INFORMACIÓN ADICIONAL:

- Duración aproximada: 7 horas
- Mejor época para hacerlo: Además de en verano, en otoño -por su colorido-, ya que en primavera e invierno puede haber nieve, agua y barro.
- 77,5 km. desde Guardo a Pendones y 1 h 20'

- “Fito” en asturiano puede significar: Hito, mojón, límite, ...

- Mapas -Topográfico Nacional-  (IGN):  Bezanes 79-II y Campo de Caso 54-IV, Asturias 1:200.000
- Ruta realizada el 09.11.2014
y 25.10.2015

Tiatordos 25-10-15
Tiatordos 09-11-14