José Antonio Bardasco
-
recorrepicos.com-

           Cotolorno por el Barranco de los Valles

            Proponemos la maravilla natural del Barranco de los Valles más Castros Negros y Cotolorno bajando por la Mina del Oro. A 16 km. de Guardo y a 20 de Cervera, si estuviera en otra región, a buen seguro que sería un suculento reclamo para los senderistas y montañeros. Realmente el barranco es mucho más amplio, yendo de las faldas entre Peña Redonda y Peña Blanca hasta más allá de las Curvas de Villosillo en la  carretera CL-626 entre Tarilonte de la Peña y Pisón de Castrejón. Su caudal, el Arroyo Valles se va a fusionar con el Arroyo de las Cuevas, para, pasando por Recueva, desembocar en el Río Valdavia.

            Dentro de la Montaña Palentina* 1, nos encontramos en la subcomarca de La Peña, con los municipios de Santibañez, Castrejón y Respenda.
            Aunque también se puede hacer por Villanueva de La Peña, hoy partimos a la altura de la iglesia de Velilla de la Peña (del ayuntamiento de Santibáñez de la Peña) en dirección a Peña Redonda por la calle San Lorenzo. Acaba el asfalto y en seguida viene un corazón de pistas. Por la izquierda será por donde regresaremos y a la derecha va a Tarilonte. Seguimos la de frente, hacia el Este.

            Después viene otro cruce. Cogemos el de la izquierda por un paso canadiense, entrando en un pastizal. Más adelante, en una mata de robles, sale un desvío a la izquierda que no tomamos, sino bajamos de frente en dirección a una pradera con pilón, llegando a la vaguada del Barranco de los Valles, previo cruce de otro arroyo.
            Dejamos otro desvío a la izquierda que nos aproximaría a Peña Blanca. Vadeamos los regatos y atravesamos otro paso canadiense entrando en el paraje de  Valurcia, donde comienza la restauración paisajística de las antiguas explotaciones mineras a cielo abierto de Uminsa. Seguimos el cercado de la misma. Pasamos una chopera continuando un bonito paseo. Acaba el vallado y vamos por el fondo, todavía por pista que nos va a dejar justo en el codo de la boca de entrada a la hoz, después de 2,5 km. cómodos desde el pueblo.
            Continuamos justo frente a Peña Redonda y el Castro del Mediodía por una senda que bajo el desmonte gira a la izquierda y en unos metros nos mete directamente en la torrentera.
            Otra posibilidad es subir la escombrera dirección la base de Peña Redonda  y buscar el camino carretero que sale a la izquierda y que va por la ladera del Monte de Villanueva, paralela al barranco, hasta poco más allá de donde empieza éste.
            En esta ocasión y si el agua no nos lo impide, vamos a introducirnos en el cañón. Habremos de sortear algo de maleza sólo al principio hasta llegar al primer estrechamiento de la quebrada caliza, con un paso complicado que no merece la pena afrontar. La rodeamos subiendo por la derecha para volver a bajar de nuevo, nada más podamos, al fondo.
            Luego llega otra zona cerrada de desprendimiento caótico de rocas con pequeña poza previa que nos exige una fácil trepada por roca pulida. Si está mojado, será muy resbaladizo, por lo que saldremos por su izquierda un poco antes.
            No tardará en llegar la segunda medio trepada, más fácil, aunque en esta ocasión tenemos buenas vías de escape por césped a la izquierda y a la derecha. Pasamos una nueva zona limpia y alcanzamos otra parte donde habremos de echar las manos, pero todavía más fácil que las anteriores. Llegamos al tramo más bonito por la estrechez de la garganta y enseguida estamos en la salida o boca superior (a hora y media de que empezamos en el pueblo, a ritmo tranquilo).
            Después de este espectacular recorrido nos encontramos con un largo valle, praderío a campo abierto que seguimos cómodamente al lado del arroyo, como una pista de cantos rodados. Frente a nosotros tenemos el cordal del Pico Rebanal. Si volvemos la vista atrás, hacia el barranco, distinguiremos bien encima de éste el camino carretero que le esquiva desde abajo por la ladera del Monte de Villanueva.
            Atravesamos estos puertos y veremos arriba, a la izquierda, los cortados de un peñón cilíndrico. Es el Cotolorno, uno de nuestros objetivos de hoy.
             En poco más de un km. de la boca superior del barranco nos encontramos con cruce o fusión de arroyos y vallejas. Dejando tras nuestro Peña Redonda seguimos la de la izquierda para llegar a un risco calizo, justo en el medio de la vallina donde se encuentra  en ocasiones una cascada y la Fuente del Chozo (Que así la denominan los de Villanueva, mientras los de Velilla le llaman Fuente los Valles por el ‘Arroyo  Valles’).
            Rodeamos el roquedo por la derecha y más a la derecha todavía y un poco más arriba, tenemos la majada y chozo de pastores, con base cilíndrica de piedras y techo fabricado de escobas, que a veces se va deteriorando y perdiendo hasta quedar sin nada, por lo que necesita de un continuo mantenimiento.
            De aquí seguimos a derecho, por encima del arroyo, que dejaremos a nuestra izquierda, hacia el cordal que cierra el circo. A nuestra derecha quedan las caprichosas formas de caliza ruinosa*2 .
            Antes de llegar al final de la valleja cruzamos el regato y subimos a cañón por la primera pala lisa que vemos a la izquierda, encontrando trazas de senda que seguimos para más a la izquierda cruzar otra vaguada que nos lleva a la cuerda y Alto de Miranda, bajo el Alto de los Valles y el Pico Rebanal. Damos vistas al Valle de Miranda, Cueto Palomo y asomando, el Curavacas.
            Recorremos la cuerda a la izquierda, ahora por senda, para llegar al collado entre Castros Negros y Cotolorno.  Seguimos una trocha a la derecha que lleva a Castros Negros. Ésta va un poco por debajo de la peña y lleva a una canal herbosa que nos sube fácilmente a la cresta. La seguimos para llegar al cortafuegos que viene del Cdo Miranda y cumbre de los peñascos de  Castros Negros (1793 m), encima del Valle Miranda y mirador inigualable de la comarca de La Peña hacia el otro lado.
            Volvemos al Collado de Cotolorno y atacamos la verdosa arista del altivo pico elegante.  Nos posamos en su sombrero roquero volviendo a disfrutar de las vistas.
            Mirando hacia la llanura, al sur, tenemos Peña Blanca y bajo ella la campera de su collado previo, al que queremos llegar. Para ello tenemos dos posibilidades:
            a) Retrocedemos y cuando hemos rebasado la roca bajamos hacia él.
            b) Volvemos unos metros de la cumbre para atrás, bajamos a la derecha, hacia el valle por donde hemos subido del barranco. Sin descender demasiado, progresamos por un poco de cascajo lo más cerca posible de la pared del Cotolorno, bordeándole y encontrándonos una bonita covacha, justo bajo la cumbre. De ahí parte una senda que rodea la peña y que dejaremos luego para bajar  a derecho al collado de Peña Blanca.

            En dirección a Peña Blanca, seguido del collado, a la derecha viene una zona arbustiva que acaba en un pasillo limpio justo antes de la roca. Ahí nos dirigimos y tenemos la opción de:
            d) Subir a Peña Blanca (a tiro de piedra) yendo ya a la arista de la izquierda, para luego comenzar por su cresterío una larga bajada de 2,5 km. hasta la carretera de la cantera de caliza IMECO SA, Velilla de la Peña (Palencia), que nos lleva de nuevo al pueblo. También podemos bajar directos al pueblo, pero hay que tomar bien  el itinerario para no complicarnos.

            e) Descenso por la Mina del Oro: Seguimos este herboso pasillo que nos lleva a la vertiente del valle que da a Castros Negros por una pequeña canaleta. Bajamos hacia el fondo de la  valleja con algún pedregal ocasional, dejando un roquedo a nuestra derecha en el medio de la canal que es donde se ubica la antigua Mina del Oro *3. Sin llegar abajo, pronto encontraremos la senda para animales de carga que viene de estas instalaciones. Seguimos la misma en un ambiente mágico de las formaciones rocosas de Castros Negros al otro lado.
            No descendemos al arroyo, sino que nos esforzamos en seguir la senda, aunque hay un momento que parece difuminarse y sube algo por la ladera hacia la arista que baja directa de la cumbre de Peña Blanca. La seguimos, pues la subida es escasa y llegando a esta collada entramos en una vallina que seguimos. Así llegamos a la pista que asciende unos metros a lo que parece una explotación de cantera de mármol rojo más lo que queda de la entrada a la Cueva del Moro. (Al parecer había otra aquí también: La cueva de la Mora.)
            Volvemos por la pista para abajo ahora por otro bonito paseo y también por un barranco, aunque no como el de los Valles. Si miramos para atrás, por donde hemos estado el contraste del conglomerado de Castros Negros y de la caliza de Peña Blanca es asombroso.
            Esta pista nos lleva a la carretera
de la cantera y en otros dos km. estamos de nuevo al pueblo de Velilla de la Peña.

Ver rutas:
- Peña Redonda
- Pico Rebanal

---------------------------------
*2  Caliza ruinosa o Dolomía: roca con muchas oquedades, como carcomida, angulosa y ruinosa. Se forma en ambientes de mucho agua y mucho CO2 en la atmósfera. Degenera en color pardo por el lavado o la erosión ruinosa.
*3 La mina del Oro (arsénico), está en un roquedo en el medio del valle entre Castros Negros y el Cotolorno, a 3/4 partes del cordal, empezando por abajo. Era  un material verde extraído de abajo para arriba y luego trasportado por burros a La Casona (Villaverde de La Peña), para la criba.

Información adicional:
* Guardo - Velilla de la Peña 16,3 km en 125 minutos
* Guardo - Villanueva de la Peña: 26,5 km. en 25'

- Mapas -Topográfico Nacional- (IGN): Castrejón de la Peña 132-II y Ruesga 106-IV
-  Ruta realizada el 07-12-2015

Cotolorno por Barranco los Valles 7-12-2015

 

Autor: José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com)
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes