José Antonio Bardasco
-
recorrepicos.com-

                    PEÑA SARUNO    
      Culo Monterón por las Tenadas de Resoba

          (Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina)* 1              (Ruta ciclable excepto subida al pico)

           Podemos decir que Peña Saruno es conocida así en Resoba y Culo Monterón en Santibañez de Resoba. Sea como fuere, es una fantástica peña, desconocida por muchos montañeros, pero que tiene algo especial por el paraje que la rodea, así como por su fácil acceso y cresterío.

           Casi por casualidad, un día subiendo a Peña Escrita y Santa Lucía, vimos detrás de nosotros y abajo, un rocoso cerro cilíndrico que recordaba las películas del Viejo Oeste  y que nos invitaba a visitarle en otra ocasión. Fue entonces, que nos sacamos de la manga esta circular (Resoba - Tenadas de Resoba - Collado de las Doncellas - Alto de Valdelamorga - Culo Monterón o Peña Saruno y su hoz - Resoba). Por otra parte hay que resaltar que el Alto de Valdelamorga es un extraordinario emplazamiento, uno de los balcones de la montaña palentina con mejores panorámicas y cuyo acceso no tiene dificultad alguna para los senderistas y ciclistas (todo pista o cortafuegos).
            Resoba, perteneciente  al alfoz de Cervera, está en un vergel casi mítico. En él se han encontrado restos arqueológicos de origen prehistórico. En el cementerio se conserva un ábside, adornado con un ventanal románico, donde al parecer hubo una ermita.

            Partimos de Resoba (1090 m) al Este, en dirección al cementerio que bordeamos hacia el norte. Unos 250 m. más arriba encontrarnos un cruce a la izquierda que conduce de nuevo al pueblo por un lado y por otro hacia el norte es el Camino a Vega de Liébana, tramo en desuso, con el que coincidiremos más arriba y seguiremos. Continuamos otros 500 m. de frente por la ancha pista para poco más adelante llegar a otro cruce. De frente es el Camino a Villanueva de Vañes que se marcha hacia las casas de la Presa de Requejada. Nosotros aquí giramos a la izquierda.
            Vamos a ir subiendo tendido por varias colladas que dividen las vallejas que van a dar a sendas vertientes Este u Oeste, mientras trazamos nuestra ruta visual del recorrido que pretendemos hacer hoy.
            Las vistas se acentúan sobre los pantanos de Ruesga, Requejada y el Parador de Fuentes Carrionas: A la derecha queda el Cueto Polentinos con su antena y más allá la Sierra de Peña Labra. Detrás dejamos la Sierra de Corisa, Peñas Negras, Cadéramo con sus repetidores y Peña Umoma (al sur de Cervera y de Vado). A la izquierda, al otro lado del Valle Estrecho, el cordal del Almonga a Peña Celada y el de Peña Cantoral hasta Peña Redonda (esa omnipresente escultura natural llamada "El gigante dormido” o “gigante del Valle Estrecho”). De frente nuestra mirada va hacia Santa Lucía, Peña Escrita y también al Curavacas.

            Antes de pasar el monte de Los Cintos de nuestra derecha, tenemos a la izquierda un pequeño rellano en la loma donde merece la pena asomarnos, ya que es un precioso mirador natural hacia un conglomerado de vallinas y aristas que con sus arroyos van a configurar el Río de Resoba (afluente del Pisuerga).
            Dejando atrás  Los Cintos y el Monte del Obispo pasamos por dos contiguas colladas bajeras donde  apreciamos frente a nosotros Peña Carazo y a la derecha la inexpugnable Valle del Término.
            En seguida llegamos ya a las Tenadas de Resoba y su refugio, donde hay varios robles antiguos, árbol característico de esta zona. Sobresale el roble centenario dentro de la única construcción en buen estado de las tenadas. (Está catalogado por la Junta de Castilla y León como uno de los árboles localizados en la provincia de Palencia  a proteger como espécimen vegetal de singular relevancia. Tiene más de 500 años y una altura de 15,5 m ).

            Después de este idílico paraje continuamos la pista y 400 m. más allá estamos en el Collado de las Doncellas (1514 m.). Podemos asomarnos un poco a la derecha hacia Pineda y apreciar de frente- arriba Las Lagunillas, delante del Curavacas, asomando, y su cordal que gira a la izquierda desde
La Curruquilla y el Pico Hoya Continua al Alto Prieto pasando por las Canchas de Ojeda.
            De frente la pista continúa hacia el Valle de Pineda por puente Pucherín. Veinte grados  al norte sale otra que rodeando el alto de Hormigales es el Camino de Vidrieros a Polentinos.

            Nosotros, aquí, en el collado de las Doncellas giramos a la izquierda,  SW, por la pista-cortafuegos, al principio un poco más pindio y luego muy llano, en un paseo más que agradecido por la loma, que deja el Valle de Pineda a nuestra derecha en todo su esplendor: Es sin duda uno de los
observatorios palentinos con mejores perspectivas.
            Cuando llegamos a un roquedo a la izquierda nos desviamos unos metros para acceder a la cima del Alto de Valdelamorga (1627 m), encontrándonos una caseta (puesto de espera y ojeo cinegético) que domina una extensión ilimitada de caza. La estampa desde aquí es “una pasada”
 (Además de cumbres de Fuentes Carrionas tenemos los pantanos de Aguilar, Requejada y Ruesga.... Y mucho más allá hasta se ven las siluetas en forma de navíos de las loras de Burgos allá por Peña Albacastro, Amaya y Peña Ulaña).
             Ahora continuamos la cuerda en su declive para seguir el cortafuegos que traíamos, tomando en un cruce el desvío de otro cortafuegos que va  al sur y que baja hasta la pradera donde dejamos a la derecha una pista que va a Pineda.
            Continuamos ya por la que viene de Santibáñez de Resoba, yendo como en dirección a Peña Escrita. Nos encontramos otra que también a la derecha va hacia Vidrieros por el Puente Pucherín.
            Cuando empezamos a bajar, dejamos a la derecha la que va al Alto de la Cañada y puertos de Oñañejo. Un km. después se repite el desvío tras una gran revuelta y poco más adelante, en una colladeta, dejamos la que marcha de frente hacia Santibáñez de Resoba y seguimos la de la izquierda que nos va a llevar a la majada del Culo Monterón.
            Empezamos a cruzar el praderío encontrándonos en seguida un corazón de pistas. Seguimos frente a la roca y cuando llegamos al arbolado y la pista baja a la izquierda por el Portillo del Infierno, nosotros subimos en diagonal a la izquierda, bordeando la vegetación para encontrarnos en seguida una senda que cruza las escobas. Campo abierto ya podemos girar a la derecha para alcanzar el collado entre las dos ‘nalgas’ o comenzar, como en este caso, la subida a la pre-cumbre.
            Este primer ascenso no reviste dificultad, y es evidente. Después bajamos a la collada y comenzamos  a atacar la cima, algo más fuerte, teniendo que agarrar la piedra, pero sin peligro. Nos encontramos una gran cresta rocosa con unas fabulosas vistas hacia el Valle Estrecho y sus cotas.

            A partir de aquí podemos:

            a) Bajar de nuevo a la collada y rodear la peña por su ladera norte o por su ladera sur para ir en busca de la pista que lleva a Resoba. Si vamos por la ladera sur, conviene ir bastante pegados a la roca. Si vamos por la Norte, bajaremos al fondo de la valleja para seguir por terreno más cómodo y senda que nos mete en un aprisco y desde el alto del barranco, veremos la pista que lleva al pueblo.

            b) Seguir la cresta: Es bastante aérea y técnica. Hay que ir con más cuidado hasta llegar a la cumbre Este, pero merece la pena para asomarse a la Hoz de Resoba (que siendo continuación de este roquedo, podemos decir que forma parte de la peña de Culo Monterón -Peña Saruno-). De aquí bajamos a la derecha por la roca, buscando canaletas. Va a ser un descenso  corto y  más fácil de lo que parece para llegar al césped. Rodemos la peña salpicada con sabinas para llegar a una alambrada que salvamos.

            Sin acabar de rodear las paredes del cerro, vemos abajo a la izquierda la Hoz. Aquí podemos optar seguir de frente
como decimos en la opción b) anterior, a buscar la pista que nos lleva al pueblo, o bajar por una resbaladiza chimenea, inverosímil canal, hacia esta bonita e interesante garganta.  En este último caso llegamos al Río de Resoba, que va a cruzar el cañón. Nosotros sólo podremos asomarnos a su boca pues con agua, además de la copiosa vegetación, la angostura es inaccesible. Subimos de nuevo por una fácil canal a la mesetilla, encontrándonos alguna covacha y ya sí que vemos y accedemos a través de la pradera y cercado a la pista que nos va a llevar de nuevo a Resoba.
-----------------------------------

El topónimo de esta montaña va a generar sin lugar a dudas juegos de palabras en el buen humor de los senderistas. Aquí pongo alguna de las perlas que dejaron con los que tuve el honor de cabalgar por la cresta del Culo Monterón: En el Culo del mundo / Coto de los Culos / Peña Culo / Dos Culos / Las nalgas /Entre nalga y nalga algún pedo de lobo, ...


Información adicional:
* Guardo - Resoba: 43,6 km en 40'

Ver rutas:
- Vidrieros - Resoba
- Santa Lucía por las Tenadas de Resoba
 

   - Mapas -Topográfico Nacional- (IGN): Polentinos 106-II y Ruesga 106-IV
   - Ruta realizada el 17-01-16 y 18-09-2016


Panorámica desde Valvelamorga
Culo Monterón por Tenadas Resoba 17-01-16 Culo Monterón por Tenadas Resoba 18-09-16
Autor: José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com)
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes