José Antonio Bardasco
-
recorrepicos.com-

 PEÑA AMAYA Peña Amaya y Albacastro desde Alto de  Valdelucio 26-01-16          

 

            Vamos a realizar una asequible ascensión donde disfrutamos con vistas inigualables de la Meseta Castellana desde Sierra la Demanda pasando por El Cordel e Híjar hasta las cumbres de Fuentes Carrionas y Fuentes Pisuergas. Quedan pocos e inapreciables restos, pero será fácil sumergir nuestra imaginación en la historia de esta inaccesible atalaya, defensa de invasores a través de los milenios por su enclave estratégico.

            La localidad de Amaya (980 m) a pie de la roca, pertenece al municipio de Sotresgudo, comarca de las Loras (Noroeste de Burgos).
            Partimos del medio del pueblo, en la plaza que acoge las antiguas escuelas. Aquí encontramos ya indicaciones y panel informativo de rutas por la localidad. Seguimos calle arriba, pasando por la iglesia San Juan Bautista (s. XV-XVI) con su curiosa y moderna fuente Salaguti (nombre de su artista). Saliendo del caserío viene un cruce con señal de flechas y sus diferentes alternativas. A la izquierda nos indica el PR Sendero de Puentes de Amaya y a la derecha al aparcamiento de Peña Amaya, que es a donde nos dirigimos, aunque podemos ir de frente a encontrar esta pista que da un pequeño rodeo (Seguirla, sin atajar significa encontrarnos otro interesante panel informativo -“La Peña Amaya - Una ruta con historia”-).
            La pista sube en unos 2 km. hacia el aparcamiento, oteando allende la llanura, hacia el sureste, la Sierra de la Demanda. Nos adentramos en un ambiente de cortados calizos con paredes verticales. A medida que subimos vamos distinguiendo las dos plataformas calcáreas superpuestas que forman la Peña.
            Quinientos metros antes nos hallamos en un cruce donde a la izquierda nos indica la variante al pueblo abandonado de Puentes de Amaya. Seguimos de frente, asomando ya en la lejanía, NW,  Peña Corada y la Sierra de la Peña con el Fraile
, que nos saludan.
            Llegamos a la explanada del parking, con mejores panorámicas y  donde encontramos otra variante al Arroyo de Valdemaya. Nosotros subimos el camino a la derecha, al Este, pasando por lo que dice ser una trinchera y llegando a la pradera donde tenemos en su otero derecho el refugio de madera que veíamos al subir. Poco más adelante del pastizal llegamos a los montones de piedras que forman el Castro Cántabro de Amaya*1, con mesa interpretativa, previo a la mole rocosa de Peña Castillo que tenemos de frente y que tapa la visión de Peña Amaya.
            En el caserío hay un cruce donde se nos señala a la derecha a Peña Amaya por Fuente Hongarrera y a la izquierda por el Collado del Castillo. Tomanos en principio esta última opción, a la izquierda, dejando a media ladera la senda que se va bordeando la roca por su izquierda hacia el collado, para subir nosotros de frente, por prado, a la derecha de la peña. Alcanzaremos una colladina de la  que se precipita un pasillo herboso hacia la senda que se dirige al collado. En este momento, sin bajar,  vamos a la izquierda por roca y enseguida a la derecha, para acceder ya cómodamente a Peña El Castillo (1309 m) donde se conservan restos de muros y cimientos que formaban parte de la fortaleza de Amaya. Desde aquí nos asomaremos a ver e interpretar las ruinas y su estructura así como las murallas concéntricas del castro.
            Por lo demás, las vistas son fabulosas: desde el parque eólico de Astudillo pasando por el occidente burgalés hasta los molinos del páramo de la Lora,
detrás del Monte Cildá, Las Tuerces y La Cueva de los Franceses. De frente tenemos la planicie de Peña Amaya, nuestro siguiente objetivo.
            Bajamos por donde hemos subido a coger el pasillo herboso que nos lleva bajo la peña o lo hacemos de frente, por una canal más estrecha y agreste que tampoco tiene dificultad.
            Llegamos a la senda y vamos por un momento a la derecha, a visitar una cueva por una terraza que nos recuerda
la ruta del Cares. (En Peña Amaya hay varias cuevas: las más conocidas son La Cueva de los Muertos, Cueva de la Reina y la Cueva del Castillo.)
             Volvemos hacia el Collado del Castillo (separación de Peña Amaya y la Peña del Castillo) que a algunos les evoca la imagen de la Brecha de Ronaldo (o Roldán) en el pir
enaico Ordesa.
            En el collado tenemos la opción de ir por la derecha o por la izquierda del roquedo. Nosotros elegimos ir a la izquierda, por la ladera norte de la peña, encima de Valdeamaya y teniendo al lado la Peña de Albacastro. La senda está bien definida y encontraremos una vía de trepa medio equipada con chapas y cuerdas que nos hacen desconfiar, por lo que seguimos hasta que a unos 500 m. del collado encontramos un hito que nos mete a la derecha por un corredor que asciende a la  plataforma superior. La subida es segura y corta sin más complicación que su fuerte pendiente.
            Llegamos a la meseta  de Peña Amaya (también llamada Muela*2 toda ella, aunque este topónimo parece más idóneo, como viene en el mapa, refiriéndose al primer cerro). La meseta tiene 2 km de longitud y unos 700 metros de ancho máximo.
            Podemos continuar por la cuerda de la izquierda o cruzar en diagonal la
planicie, a los casetos de piedra que estamos viendo al SE. Elegimos ir a los tres chozos-parapetos de pastores*3. En este trayecto tendremos una buena visión de la Peña el Castillo y sus dos canales de subida/bajada.
            Atravesamos la
llanura y una cárcava en un paisaje de escasa vegetación pero con valiosas especies endémicas. Después recorremos la plataforma hacia el promontorio, vértice geodésico y buzón donde se encuentra la cumbre de la Peña Amaya (1370 m) topándonos posiblemente con más visitantes*4 y donde disfrutaremos de unas fenomenales panorámicas:

            - Se domina una estampa de los montes de Burgos (
como la Sierra de la Demanda) además de los de Cantabria (Sierra del Cordel, Sierra de Híjar y el macizo oriental de Picos de Europa asomando).
            - Desde Peña Corada, en León, pasando por la Montaña Palentina, vemos la sierra de Peña Redonda, Sierras del Brezo y de la Peña, cordales de Fuentes Carrionas -con Espigüete y Curavacas- y Fuentes Pisuergas -Con  Sierra de la Cebollera y Peña Labra-, además del Páramo de la Lora de Valdivia.
            - Más cercano tenemos el valle de Humada, la Ulaña, la Peña de Albacastro -vecina y paralela a Peña Amaya- y a Valdeamaya (valle que cobija al abandonado pueblo de Puentes de Amaya) bajo nosotros, entre ésta última y la loma en la que nos encontramos hoy.
            - Valles con abundantes aguas y la llanura castellana, con su extensa y fértil superficie
, nos dejan apreciar la comarca de Las Loras con Villamartín de Villadiego y el puzle de sus campos y pueblos..., así como la ribera del Pisuerga y el occidente burgalés.

DESCENSO por el portillo SE:
            Nuestra idea es regresar por el borde contrario de por donde subimos. Así es que volvemos a cruzar el páramo hacia la otra orilla, al sureste, dejando al lado pequeñas dolinas. Llegamos al acantilado donde una vaguadilla hitada nos indica el descenso hasta el Cinto (llanada longitudinal que separa las dos plataformas calcáreas que forman la peña).
            La bajada es bastante fácil, aunque habrá que tener cuidado con la hierba resbaladiza y no arrastrar cantos que impacten en los que estén más abajo de nosotros). En medio del corredor nos encontramos con un portillo que pasamos por la derecha, más estrecho, pero que permite asirnos a la roca para hacer un pequeño destrepe.
            En seguida llegamos a la base de la roca, donde nos encontramos una marcada senda
que a la izquierda sigue hacia la Cueva de la Reina y Cueva de los Muertos. Seguimos la de dirección derecha, que irá pegada a la pared, bordeando el macizo rocoso por la ladera Sur. En unos metros llegaremos a una alambrada que pasaremos por su parte más alta, justo donde hay otra canal muy utilizada de acceso a la meseta superior.
            Seguimos al lado de la roca horadada a modo de rimaya*
5, donde nos encontraremos cuevas, buitreras y desprendimientos. Si estos desprendimientos nos dan reparo sólo tenemos que bajar unos metros al llano herboso del Cinto y seguirle en la misma dirección que llevamos ahora. Realizamos un recorrido a modo de mirador natural, con la vista puesta ya en el pueblo de Amaya y la llanura.
            Después de 2 km. al lado de esta pared, llegamos a la Canal La Muela, usual de bajada y subida a la plataforma superior. Es el momento en el que ya vemos Peña Castillo y su curiosa aguja en el collado, que a lo mejor antes no habíamos apreciado. Es el momento también en el que nos separamos de la roca y una senda nos baja en diagonal por pedrera al arroyo Hongarrera que pasamos y tomamos el camino que veíamos al otro lado.
            Una vez cruzado el regato hallamos una acequia que seguimos y nos sube a un depósito que el siglo pasado alimentó una pequeña central hidroeléctrica.
(Este canalillo llevaba el agua al tanque de arriba-abajo, lógicamente, pero los corrimientos del terreno hacen que ahora esté más bajo que el depósito.)
            Subimos un poco por el camino que traíamos y una pista herbosa que se convierte en senda nos lleva por el sur de Peña Castillo y su cueva en el paraje de La Nariz, hacia el castro y aparcamiento. Sin embargo nosotros no vamos a hacer este itinerario, sino que al llegar a la siguiente vaguada, bajaremos por ella hacia el sur en un más que cómodo descenso. Esta valleja nos lleva, a la altura de unas chopas y arroyo con cascada que dejamos a la izquierda, hasta la pista por la que subimos al aparcamiento y que ahora nos devuelve al pueblo.

----------------------------

*1 Aproximación histórica al cerro medieval de  AMAIA

* Edad de Bronce, hace más de 3000 años: primera ocupación de Amaya
* 900 a.C.: Formación del castro cántabro-celta de la tribu de los Blendios que resistiendo las acometidas de los cartagineses cedieron al asedio romano en el 26 a.C.
* 26 a.C.: Dominio romano de “Amaia” hasta la caída del imperio en el 473 d.C.
* 473 a 574: Resurge de nuevo el dominio de los cántabros.
* 574: Conquista por los visigodos.
* 714: Los visigodos sucumben ante los árabes.
* 734: Los árabes, entonces dueños de la ciudad, al no poder defenderla del empuje de la Reconquista de los cristianos, deciden arrasarla
.
* 860: La villa “Amaya Patricia” se repuebla, se restaura y se fortifica con murallas (Son los restos arqueológicos que hoy permanecen todavía.). En su atalaya NE es construida una fortaleza, dando lugar a la peña que llamamos hoy “El Castillo”.
* Siglo XII: ya sin peligro de invasiones, la población baja a la llanura, tierras fáciles y más productivas, con ricos valles donde las condiciones de vida serán más saludables.
            Se cree que el castillo seguiría siendo sede del Señor de Amaya hasta el siglo XIV.

                                         ----------------------------------------------------------------------------

*2  Muela: Cerro aislado cuya cima es una planicie. Sus escarpes le dan cierto parecido a los dientes molares.
*3 Los parapetos son construcciones de piedra para evitar el viento (En algunos sitios,  procedentes de la Guerra Civil-). Los chozos sirven de refugio. No todos tienen la misma orientación por lo que alguno parece más bien, para resguardarse del sol en verano.
*4 Joselón, el Guarda de Peña Amaya: Podemos encontrarnos, como así ocurrió en el día de trazado de esta ruta con este entrañable personaje, que a buen seguro se esforzará en explicarnos los secretos del paraje en el que nos encontramos.
*5 Rimaya: (no es lo que solemos llamar nosotros una “visera”) Es una grieta o hendidura larga, estrecha y profunda localizada en el extremo superior de un glaciar de circo, que se forma cuando el hielo de los glaciares en movimiento se separa del hielo inmóvil del escarpe. En invierno, las rimayas suelen estar llenas de nieve a causa de las avalanchas de nieve de las montañas situadas por encima. A finales del verano, debido a la fusión de la nieve, se encuentran abiertas y puede representar un obstáculo muy difícil para los alpinistas.

Información adicional:
- Guardo-Alar (Por Dehesa de Montejo)-Sostregudo-Amaya: 90 km. en 1h 20'
-
Amaya-Alar por Fuenteodra y cascada: 33 km. La Cascada está en una pista que sale a la derecha justo antes de entrar en el pueblo.

Otras posibilidades y alternativas: Tenemos muchas y fabulosas variantes de rutas por Las Loras y encontraremos fácilmente información y descripciones en la RED. A saber: Peña Lora, La Lorilla, Peña Mesa, Peña Ulaña, El Portillo del Infierno, Los Piscárdanos, Yeguamea-Las Fuentes de Odra, Zepa-Humada, ...
            En esta ocasión, y dada la oportunidad de la época en que realizamos esta ruta, nos extendemos en la
Cascada de la Yeguamea  ya que no es fácil tener la ocasión de visualizarla, pues sólo se da en años de nieves y abundantes lluvias, durante el deshielo (mejor en marzo).
- De Amaya a Villamartín de Villadiego: 4 km.
- Después de Villamartín llegamos a un cruce donde se va a Villadiego a la derecha y a Humada a la izquierda, que es a donde nos dirigimos.
- Humada (8 km desde Amaya)
- En Humada, medio del pueblo, cogemos una carretera nos indica hacia la izquierda a la Nacional 611, Fuenteodra, Rebolledo y Valtierra.
- A la entrada de Fuenteodra una pista sale a la derecha hacia la cascada.
            - En la cascada (10 km. desde Amaya) - Está la grande y unas cascadas más pequeñas.
              Es un chorro que brota perpendicular a la pared rocosa.
--------------------------------
Ver rutas: Peña Ulaña, Peña Mesa

   - Mapas -Topográfico Nacional- (IGN)  Herrera del Pisuerga (165-II), Amaya (I66-I), Quintanas de Valdelucio 134-III, Prádanos de Ojeda (133-IV) y  Burgos 1:200000
  - Ruta realizada el 8 de marzo de 2015


1:25000

Carreteras 1:200000
Peña Amaya 31-05-15
Peña Amaya 08-03-15
Autor: José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com)
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes