José Antonio Bardasco
-recorrepicos.com-

    Sierra de Orpiñas - Pico de la Calar por Portilla  (Galería de fotos)

           En la comarca nororiental leonesa de La Reina, lindante con Cantabria por San Glorio, tenemos dos importantes valles: El del Naranco (que parte de Llánaves de la Reina) y el de Lechada (de Portilla de la Reina), separados por la Sierra de Orpiñas y convergentes en el Boquerón de Bobias, donde esta sierra se une al cordal de Fuentes Carrionas a través del Alto de Cubil de Can.
             Se trata de una quebrada línea de diez cimas que no ofrecen gran complicación alpina. La ascensión más dócil a Orpiñas se realiza desde Llánaves (1420 m) por el Valle Naranco-Boquerón de Bobias. En esta ocasión proponemos una ruta más corta, por Portilla (1226 m), a caballo entre senderismo y trekking.
            Saliendo de Portilla de la Reina, dirección Llánaves-San Glorio, tenemos una pequeña zona recreativa al otro lado del arroyo Naranco a la que accedemos pasando el puente y de donde arranca una pista que vamos a seguir durante 500 m. para llegar al lado de un poste de luz a nuestra derecha, lugar del que parte un sendero que tomamos y que puede estar algo disimulado por la vegetación.
            Pronto cruzamos bajo el tendido eléctrico para girar a la derecha y meternos en un corto laberinto entre altas escobas y brezos del que hay que procurar salir pronto a campo abierto, ya con arbustos más bajos y la senda más marcada aunque intermitente.
            Seguimos la ladera en diagonal, sin tener prisa de subir hacia la roca. Estamos en un tramo de escasos cien metros que puede ser lo más complicado de la jornada al perderse el camino constantemente entre la maleza. Además, tendremos el problema añadido de que a primeras hora
s de la mañana el sol nos da de frente y la visión es peor.

 

            Por ello es necesario tener paciencia y en el momento que perdemos el itinerario, no desviarse mucho de donde lo abandonamos hasta volver a encontrarle, ya que nos podemos extraviar entre los arbustos y si no tenemos escobalímetro (¡A ver si alguien lo inventa de una vez!) la lucha contra ellos puede ser una guerra perdida. A buen seguro que si mantenemos esa calma, encontrar de nuevo la senda será motivo de una gran satisfacción. Al hilo de esto hay que decir también que es bueno ir acompañado, para ayudarse en esta tarea de encontrar el buen sendero. También conviene apoyarse en el GPS y en un track previo que hayamos grabado. Si no se tiene track y se goza de un buen mapa en el dispositivo, también sirve, ya que el camino está marcado perfectamente en el mapa.

             A medida que vamos subiendo es más clara y recalcada la vereda, sobre todo a partir de un gran giro que ésta toma hacia la derecha. La subida se va volviendo más pindia, pero se hace bien, para al final alcanzar el cordal, nuestro primer premio, en la collada de Puerto Nuevo. Tenemos de repente la vertiente del Valle de Lechada con todos los riscos que le secundan del Alto Velasco al Bustote y detrás el cordal de Fuentes Carrionas desde el Espigüete, pasando por el  Murcia, hacia el Cuartas.
            Podemos subir un poco al roquedo de nuestra derecha para ver la viabilidad de continuidad por la sierra y para tener abajo, como un juguete, el caserío de Portilla. No nos vamos a detener más sin embargo, ya que intuimos que las vistas de hoy van a ir mejorando a medida que avancemos. Así es que seguimos el cordal hacia el Este -dirección Llánaves- por suelo herboso, para atacar el monte que tenemos de frente. Abajo, a nuestra izquierda, tenemos la carretera y allá arriba van apreciándose cada vez más Las Corcadas, Vallines, Corioscao y Picos de Europa (occidental, el central y apareciendo poco a poco el oriental). Pronto emergerán también el Ten y el Pileñes entre las peñes de las sierras Cebolleda-Gabanceda y de la de Hormas.
            La senda se difumina totalmente, pero seguimos las trochas y regatos por el medio de la panza para alcanzar unas pedreras a través de las cuales volvemos a encontrar sendas que nos guiarán hacia la cumbre del Pico Cuencas (1899 m). Ahora se nos abre la vista más amplia del Coriscao, puerto de San Glorio con Piedrashitas y Campanarios y detrás la Sierra de Peña Sagra.
            Continuamos la
cuerda y bajamos a la collada y pastizal donde podemos encontrarnos sesteando vacas a las que nos gustaría preguntar cómo han llegado hasta allí.
            Aquí podemos rodear por la senda ganadera la ladera sur la siguiente cota que tenemos de frente, pero hemos visto anteriormente una asequible subida por la izquierda, por el pasillo entre la roca y la vegetación. Así es que vamos ganando nada podamos de nuevo la arista a la izquierda y ascendemos a cañón por el pasillo herboso, dejando el roquedo y las trepidantes canales de Orpiñas a nuestra izquierda. La ascensión es asequible, llegando al final a otra pequeña pedrera previa a la cumbre de Peña del Rey (2008 m) donde
, como intuíamos, hemos mejorado las panorámicas. Vemos abajo de repente a Llánaves y de frente el pico de La Calar, donde nos dirigimos.
            Guiados ahora por una alambrada, bajamos a la collada de las Peñas del Rey y hacia una marcada senda que sale después del pastizal por la derecha, que estamos viendo y que va a la loma que viene del Lechada. Aunque desde esta collada podemos subir a cañón pues los arbustos no son tan espesos que dificulten el paso, vamos a elegir seguir por esta senda para una vez llegado a la loma, cuando nos encontramos otro vallado, le seguimos hacia arriba, dejando la vereda que traíamos para llegar a través de la panza a coger de nuevo la cuerda de la sierra, justo donde nuestra cerca se cruza con la alambrada que dejamos en el collado anterior, hombro a modo
mojonera.
            Ahora es ya sólo seguir la cuerda para llegar a la precumbre del pico la Calar, donde nos asomamos a la Hoya de Cuencas. Abajo divisamos la curva que hace la carretera en el Mirador de la Hoz de Llánaves. Ganamos ya fácilmente altura dejando la pedrera que reviste la ladera del pico por su derecha para llegar al Pico de la Calar (2108 m).

            El tiempo se detiene en este impresionante balcón entre los dos valles, contemplando la infinidad de parajes que nos ofrecen sus panorámicas. Resumiendo, si empezamos de Peña Corada a la derecha, tenemos los montes de Cistierna a Riaño - Sierra de Hormas - Mampodre - Ten y Pileñes - Sierras Cebolleda-Gabanceda - Vallines y Coriscao - Peña Sagra - los tres macizos de Picos de Europa allende del Collado de Somo y el cordal de Fuentes Carrionas por San Glorio pasando por Los Campanarios y La Virgen Loca hasta La Rasa con permiso del Espigüete. (Se echa de menos al emblemático Curavacas de la Montaña Palentina
* 1, tapado por el Cuartas)

            DESCENSO:
            Desde aquí podemos seguir bajando por el cordal al Este otras cinco cimas hasta llegar al Boquerón de Bobias y de ahí, o bien ir a la izquierda 7 km. a Llánaves, por el Valle Naranco, o a la derecha otros 10 km. A Portilla por el Valle de Lechada.
            En esta ocasión, como hemos dicho que hacíamos una ruta corta, vamos a descender por la canal de las Peñas del Rey al Valle de Lechada.
            Para ello volvemos a bajar al cruce de alambradas de donde vinimos y de ahí hacia la collada de la Peña del Rey, ahora ya a derecho. Vamos dejando de ver los bonitos y verdes valles que vienen paralelos del sur hacia el Lechada
(Vargas, Concejo, Aceitor Grande, Aceitor Chico) y nos disponemos a bajar a la altura del de Abiercol.
            Llegamos a la boca de la canal, a la izquierda de la pradera. Vamos a ir primero más hacia la derecha para poco a poco bajar a la izquierda hacia las peñas calizas para coger el fondo el valle del arroyo Hondo.
            La bajada no es más que eso: Vertiginosa donde las haya, intentando con cuidado hacer un trazado seguro, sin resbalones, evitando las llambrías y pisando con cuidado por encima de la graba camuflada en la hierba, para llegar a la pista del Camino de Lechada, a la altura de un aprisco y cargue de ganado, cerca de la bonita cascada del Lechada, después precisamente del refugio Casa del Pico de la Calar (1441m). Seguimos bajando poco a poco pasando por ruinas de antiguos invernales y majadas de ganado y de aquí más cómodamente, coincidiendo con el
PR-22, hasta la carretera otros 5 km donde está el aparcamiento y polígono ganadero de Portilla, al lado del puente de río Yuso, confluencia con el valle de Salceda. Estamos en un pequeño enclave donde en unos 150 m2 se van a juntar al río Yuso otros tres: Naranco, Lechada y Salceda.
            En 800 m y por carretera llegamos de nuevo a Portilla de la Reina (1226m).

* Ver ruta
s:
* Hoyos de Vargas - Frontino
* Alto de Velasco
* Cardaño-Portilla (Camino San Lorenzo)
*
Valle de Naranco - Lechada
* Lomas - Cuartas - Camino de San Lorenzo
* Sierra de Orpiñas -Travesía de Llánaves a Portilla


ALGO DE MICROTOPONIMIA:
- Alto de Bustote = Alto de los Bostotes
- Hoya de Cuencas = Hoyacuencas
- Hoyos de Vargas = Hoyos de Barga
- Valdorejo = Baldorejo
- Valle Aceitor Chico = Valle Lacitor pequeño
- Valle Aceitor Grande = Valle Lacitor grande
- Valle Ríasvargas = Valle Piabarga


INFORMACIÓN ADICIONAL:
- Guardo - Portilla (pueblo): 38,6 km. en 35'
- Guardo - Llánaves: 43,9 km. En 45'
 

  - Mapas -Topográfico Nacional- (IGN): Portilla de la Reina 81-III  y Vegacerneja 80-IV.  Además nos pueden servir: Montaña Palentina 1:50.000,  Espigüete o Valverde de la Sierra 106-I ,  Potes -81- 1:50.000  y del servicio geográfico del ejército el de  Potes -81- 1:50.000.
- Ruta realizada el 21.09.14

SIERRA DE ORPIÑAS - PICO LA CALAR 21-09-2014
Autor: José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com)
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes