José Antonio Bardasco
-
recorrepicos.com-

   VALLE DE TOSANDE -  TEJOS MILENARIOS

           Rebasando Cantoral de la Peña por la carretera CL-626 en dirección Cervera de Pisuerga, a unos tres kilómetros a la izquierda y justo enfrente de la parada del autobús de Dehesa de Montejo tenemos el aparcamiento, mirador y arboreto (jardín botánico) de la ruta señalizada de la Tejada de Tosande que nos baja por una inclinada pista pasando primero por debajo del viaducto de la línea férrea de la Robla y bordeando el praderío después para llegar a unas escombreras. El bonito paseo nos mete por un corto y estrecho barranco  para dejar después la pista que viene de la izquierda, Camino de Tosande. Escasos 900 m. más allá nos encontramos un puente a la izquierda, que es el itinerario de bajada de la ruta. Seguimos otros 500 m. para pasar entre los roquedos del  Portillo de la Peña de los Novios, abriéndose ya el valle entre el cordal del Almonga a nuestra derecha y  de la Peña Contoral con Peña Horacada a Peña Redonda, a la izquierda.
            Nos encontramos la larga pradera de ricos pastizales  donde vemos de frente un refugio de piedra y a nuestra  derecha y un poco arriba, debajo del Collado de los Novios, un pilón. A nuestra izquierda, en frente de este pilón comienza un hayedo, donde el itinerario nos mete por la valleja que subiremos 500 m. pindios por la ancha senda adaptada por el Parque, con unas banquetas, escalones rompe-piernas, para girar luego a la izquierda por una senda más estrecha, fabricada con maderos de contención entre los resbaleros de las hayas, hasta llegar a una plataforma de madera que rodea la tejada más grande de este bosque de tejos.
            Una vez admirado este extraordinario paisaje te tejos milenarios, la senda sube otros 200 m. para salir del bosque y encontrarnos con
el Mirador de Tosande (donde distinguimos allá, al NE, el pueblo de Polentinos y la Sierra de Peña Labra, detrás del  Collado de los Novios. A la izquierda de este collado destaca la Peña de la Celada delante del Curavacas. Y a nuestra derecha la llanura de la comarca de la Ojeda).
            Del mirador seguimos una larga y cuidada senda que en casi 1 km. después de meterse de nuevo al hayedo, serpenteando por él, nos lleva en una fuerte bajada al puente que dejamos a la subida, en el la pista que nos devuelve de nuevo al aparcamiento en 3 km., aunque también podemos coger las dos que van saliendo a la derecha y que nos llevan más tendido por el Camino de Tosande al lado del aparcamiento.

            El tejo: un árbol conífero con hojas de color verde oscuro, planas y aguzadas, corteza escamosa rojiza y porte piramidal, que vive hasta dos mil años. Son los animales los que dispersan sus semillas, por lo que aunque todo él es venenoso, las escamas que rodean aquéllas no lo son. Es un árbol bastante escaso y es rara la ocasión en que se encuentran varios ejemplares juntos o “tejadas”.  La Tejada de Tosande es un tesoro botánico, con  ejemplares que  alcanzan diámetros de 1,5 m., siendo considerada como una reliquia de la era terciaria.

VARIANTES
:   a Ventanilla, a Ruesga, a Traspeña, al Alto de la Varga, a San Martín de los Herreros, al Brezo, a Rebanal de las Llantas, por el cordal del Almonga, Tosande por Ruega, Tosande por Peña Horacada.

Mapas -Topográfico Nacional- (IGN): Dehesa de Montejo 133-I, Castrejón de la Peña 132-II, Ruesga 106-IV          Ruta realizada en: 14.08.2011