José Antonio Bardasco
-
recorrepicos.com-

       Ruta del río Pisuerga (Salinas - Cervera)


           Paraje de pesca y  ribera que nos sorprende gratamente por la calma que se respira y su dócil recorrido. A quienes estamos acostumbrados a pasar de largo por la carretera o de otearlo desde la montaña, nos extraña haber ignorado este  incógnito paisaje. Visitamos unos bonitos y nobles pueblos, que además, los entusiastas de iglesias y románico tienen aquí valiosas muestras como la de Barcenilla.
            Mi propuesta esta vez es transportar las bicicletas hasta Cervera, para dejarlas por ejemplo en el aparcamiento de la Casa del Parque y trasladarnos en coche hasta Salinas, de donde partimos andando hasta Cervera para luego regresar en bici.
            Otra de las diferentes posibilidades sería hacer lo que podríamos llamar un ‘trenathlón’: regresar en el tren
La Robla-Bilbao (FEVE): De Cervera nos tenemos que desplazar bien por carretera o desde Vado durante más de 2 km. a la Estación de Vado donde tiene la salida a las 17 h. 17' y tarda en llegar a Salinas escasos 15 minutos.

* ITINERARIO: Margen derecha del río Pisuerga. Desde Salinas de Pisuerga pasando por Barcenilla, Quintanaluengos, Ligüérzana y  Vado, para entrar por el eremitorio de la Ermita de San Vicente a Cervera.
* DURACIÓN:
            - ida andando, con paradas incluidas:  4 horas.
            - vuelta en bici: 1 hora y poco más sin paradas.

             Salimos de la Plaza Mayor de Salinas por la carretera de Barrio de Sta. María llegando al puente del s. XVI con nueve ojos. Antes de cruzarlo, a la izquierda se va al establecimiento hostelero del ‘Molino’ (ora abierto ora cerrado) y a la derecha a una bonita zona de recreo, a veces con ocas y patos.
            Pasamos el Pisuerga y nos desviamos de la ruta a la izquierda unos 800 m.
, sin desnivel, hasta el recodo del embalse de Aguilar donde se encuentra  la ‘humilde’ Ermita de Quintanahernando (Quintana Hernando), que conserva restos románicos a pesar de sus restauraciones. Merece la pena habernos alejado diez minutos más pues se encuentra en un paraje especialmente bonito, sobre todo cuando las aguas del lleno pantano golpean contra sus muros de contención.
            Volvemos al puente y seguimos ahora la pista a la izquierda, río arriba. Poco después sale un desvío a la derecha al que nos podemos apartar para asomarnos a un puente sobre el río. Volvemos a la pista y siguiendo la chopera por el Cuérnago de Cantarillos, en 1200 m. llegamos al refugio de Pescadores de Quintanaluengos.
            Pasamos debajo de la vía del ferrocarril y entramos en Barcenilla. Si tenemos tiempo, aquí hay dos alternativas interesantes:

            a) Prado Navarro: Desde la primera zona ajardinada y fuente, seguimos primero a la izquierda el camino que lleva al cementerio y después por la derecha y depósito hasta el altonazo de este prado, donde tenemos unas espléndidas panorámicas de la Montaña Palentina.

            b) Monte Los Corros: También la misma pista, a lado del cementerio, en vez de ir a la derecha vamos de frente pasando por encima del férreo tendido de La Robla para llegar al Monte Los Corros. Lo que allí encontramos está también explicado en un panel informativo en el pueblo, donde se dice que en este monte se está trabajando en un:
 

 Proyecto de Recuperación de Bosques Autóctonos en la Montaña Palentina, Barcenilla”, “Mediante una cuidada repoblación con especies y semillas autóctonas, se intenta estimular la regeneración del estrato arbóreo integrando las comunidades de matorral existentes, que son propias de la sucesión vegetal de la zona.... Asociado a esta zona, desde donde se disfruta de buenas vistas de montaña, se ha acondicionado un mirador con paneles informativos sobre el paisaje del entorno y la flora local...”

            En Barcenilla podemos seguir por carretera hasta Quintanaluengos, pero en esta ocasión vamos por el Barrio de Arriba, dejando la iglesia a nuestra derecha y continuamos por recta pista que va a coincidir con la “Ruta cicloturista de las Cuencas Mineras” (Etapa de Barruelo a Cervera) y con el “Camino natural del románico palentino” que entronca con la “Ruta del Carbón de Cok” (del Canal de Castilla al Sendero Histórico GR-1, es decir: de Alar del Rey hasta más allá de San Cebrián de Mudá). Este tramo también coincide con una de las rutas más antiguas del Camino a Santiago, el denominado “Camino Olvidado”, Viejo Camino de la Montaña, o Camino de Santiago de la Montaña (‘Camino ambiguo’, que yo digo, pero “camino” en fin.).

 

      A partir de aquí ya vamos viendo las cadenas montañosas que forman las siluetas de los cordales del Espigüete, Peña Escrita - Santa Lucía y el Curavacas. Irán apareciendo a la izquierda también los de Peña Redonda al Alto de la Varga, el del Almonga a La Celada  y el de Peña Cantoral a Horacada. Ocasionalmente veremos el Piscurute, último pico del eslabón de la Sierra de la Peña y a nuestra derecha y detrás, tendremos los altos del Cotorrón (encima de Villanueva de la Torre y Monasterio) hasta las Peñas de San Julián (senda Ursi). Y cómo no, veremos el Cueto de los Comunales - Valdecebollas. Detrás nuestro: El Pical con sus molinos (encima de Barruelo de Santullán). Y a nuestra izquierda el gran balcón, monte del Cadéramo, desconocido de no ser por su parque de antenas, previo a Peña Umoma.


            Cuando llegamos justo debajo de la línea de alta tensión giramos a la derecha a Quintanaluengos, a la plazoleta donde está la Casa de Los Pacorros, restaurado palacete privado del s. XVI. Es un pueblo bonito y cuidado, no en vano es morada de artistas.
            Cruzamos el caserío hasta la iglesia, donde tenemos una fuente para refrescarnos. Desde el templo podemos girar a la izquierda pasando por el teleclub para llegar a una pequeña zona de recreo donde enlazamos con la pista de nuevo, o dejando el club a la izquierda continuamos la calle para salir del casco urbano al ‘camino natural’.
            Nos separamos algo del río en un gran meandro hacia la Peña del Cuervo. Dejamos dos desvíos a la izquierda para volvernos a juntar al Pisuerga, a la altura de dos pasos canadienses. Continuamos  sin pegas hasta el puente que da entrada a  Ligüerzana, que podemos visitar.
            Seguimos camino alejándose de nuevo un tramo del caudal, para llegar a la bifurcación que en unos metros nos sube a la izquierda al Mirador de Vado, con mesa panorámica que trata de interpretar lo que desde ahí se ve.
            Bajamos a Vado, que a atravesamos, y en unos 200 m. encontraremos a nuestra derecha una señal que nos saca de la carretera para cruzar dos pasarelas, la primera  sobre el río Rivera. Una pista nos envía luego a la pequeña elevación donde se encuentra el
Eremitorio rupestre de San Vicente, que visitamos (Construcción hipogea rodeada de necrópolis. En su interior hay dos tumbas antropomorfas esxcavadas en roca. Datada en los siglos VIII y XI, fue ermita hasta el s. XIX.).
            Continuamos después derecho hasta Cervera de Pisuerga
, donde antes de emprender nuestro regreso a Salinas, podemos organizarnos para visitar su casco urbano, la Casa del Parque de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, museos etnográficos (Piedad Isla y Casa Cantarranas),  Parque de Aventuras El Robledal del Oso, etc.
 

- Mapas -Topográfico Nacional- (IGN): Cervera de Pisuerga 107-III
- Ruta realizada el 04-10-2015

Ruta del Pisuerga 03-10-15
Autor: José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com)
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes